Que es el Malware y cómo detectarlo

Antes de empezar ha detectar el malware en nuestro ordenador, hay que conocer el significado de esta palabra. La palabra Malware viene de dos palabras en ingles “MALicious softWARE” las cuales identifican a un software intrusivo que busca cometer diferentes acciones en nuestro ordenador, sin nuestro consentimiento.

El Malware no es un virus en si, aunque los virus también son considerados malware, sino que engloba un basto software de programas maliciosos entre los que están: los virus, troyanos, gusanos, spyware, adware, rootkits, scareware, etc.

malware

La cantidad de malware existente y que prolifera cada día es inmensa por lo que disponer de un antivirus es la mejor opción, no obstante si tu ordenador no dispone de este método (recordamos que existen antivirus gratuitos) te daremos una serie de pistas con las cuales podrás saber si tu ordenador ha sido infectado con algún tipo de malware.

Como hemos mencionado en la introducción de este articulo, los malwares engloban una gran cantidad de software malicioso a cada cual con una sintomatología distinta, por lo que empezaremos a diferenciar algunas de las clases más comunes de malware.

Virus: Este software es un malware infeccioso cuya finalidad es propagarse entre los diferentes programas instalados en tu ordenador. Consiguiendo que tu ordenador se vea ralentizado, cree numerosos errores incluso llegue a bloquearlo por completo. El virus puede contener lo que se denomina “payload” el cual puede borrar archivos.

Gusano: Al igual que los virus el gusano es un malware infeccioso el cual busca propagarse tanto por tu ordenador como por el de otros usuarios. Su misión es la misma que la de un virus, incapacitar tu ordenador. La gran diferencia entre virus informático y gusano viene en que el primero te necesita para propagarse mientras que el gusano es capaz de propagarse por si solo, convirtiéndolo en un gran peligro.

Troyanos: La misión de los troyanos es la de pasar desapercibido dentro de nuestro ordenador y así ir revelando la información que contiene. Normalmente suele ir escondido en programas que llaman la atención para ser instalados. Existen una gran variedad de troyanos todos con la misión de espiar nuestro ordenador o bien la de propagar diversos malwares entre nuestros contactos.

Spyware: Estos malwares recopilan información de nuestros movimientos en Internet para venderla a diferentes empresas, casi siempre de publicidad. Podemos decir que es una especie de troyano el cual se alimenta de la información depositada en nuestro ordenador para venderla ya que también son capaces de conocer nuestro correo para más tarde mandar correo Spam.

Adware: Uno de los malwares más molestos ya que crean ventanas de publicidad sin nuestro conocimiento (pop-up). Aunque estos programas podemos encontrarlos como añadidos en programas gratuitos los cuales piden nuestro consentimientos para instalar el adware. Este ultimo método no debería considerarse como malware ya que damos nuestro consentimiento aunque la mayoría de veces no sepamos a que estamos dando nuestro consentimiento.

Hijackers: Estos programas cambian la pagina de inicio de nuestro navegador para llevarnos a una pagina predeterminada en la cual encontramos publicidad o otro tipo de web. Muchas veces roban nuestros datos bancarios a través de llevarnos a una pagina que pensamos conocer (bancos, entidades locales, etc.) y que son una mera imitación para que demos nuestros datos personales.

Dialers: Este malware era muy común hace años ya que realizaba llamadas a números de pago tanto locales como internacionales dejando la llamada durante mucho tiempo y consiguiendo que nuestra factura subiera como la espuma. Por suerte las conexiones han cambiado a ADSL lo que ha hecho de este malware algo casi desaparecido.

Existen multitud de malwares pero quizás estos os resulten más conocidos, conocer lo que son capaces de hacer es el primer paso para poder acabar con ellos. Por desgracia, no todo el mundo sabe de su existencia y carece de los conocimientos para prevenir estos ataques. Por ello, y acabando con esta pequeña guía, os daremos una serie de consejos para al menos ponérselo difícil a estos programas.

Detectar estos malwares por si solo no es imposible ya que sus síntomas son claros, el gran problema es que una vez te das cuenta de su infección ya es tarde. Para evitar esto, te daremos esta serie de consejos:

-Tener un antivirus actualizado
-No instalar programas de los que no te fíes.
-No abrir correos o archivos provenientes de desconocidos.
-Hacer copias de seguridad.
-Especial cuidado con paginas web de dudosa reputación.
-Instalar programas Antispyware.
-Cuidado con programas gratuitos (suelen tener marcado la instalación de un adware)
-Los móviles tampoco están libres de los malware (lee nuestro artículo para móviles)